astrokairos.com.ar
 

                                                                                                                                                                          Canal de Astrología en YouTube __

 


 


Plutón en Capricornio_ (2008 - 2024)


 
 
 
 
 
 
 

Lo que se puede decir de Plutón en Capricornio es que todas las barreras y estructuras construidas desde la mezquindad, sin duda serán transformadas. Y que si la resistencia a ese cambio es muy fuerte, generará conflictos de alcance social/colectivo, que evidenciarán la necesidad de reestructurar el modo de organización elegido como sistema dentro de cada región, comunidad o país.

Lo que se abre en el mundo a partir de ahora implica modificaciones graduales y parciales, no habrá ningún cambio absoluto, como nunca lo hubo en la historia, así funcionamos como humanidad. La conciencia planetaria no es un movimiento monolítico, más bien se parece a un oleaje que se va modificando de modos que no podemos predecir en su conformación, pero sí en sus contenidos esenciales. Cada individuo extrae y procesa lo que es capaz de absorber, no existen moldes, postulados ni pensamientos que puedan convertirse en comprensiones unívocas, las alteraciones están y nos afectan a todos, en graduaciones específicas, particulares. Pero a pesar de nuestras limitaciones, el océano de energía del que participamos no se agota mientras aprendemos a acompañar las incesantes renovaciones con que nos interpela.

Cualquier proceso que uno lea como predicción, afectando gobiernos, multinacionales, instituciones, bancos, empresas, estará enmarcado en el cambio en el modo de consolidar poder, que si se refuerza para el lado de su concentración, en algún momento colapsará y hará crisis. Lo que Plutón impulsa a transformar son todas aquellas circunstancias en las que hemos anidado y  sirvieron para aislarnos, en el nivel que sea, del entorno y sus circunstancias. Pero en cada caso, el alcance y profundidad de esa transformación dependerá del grado de integración inclusiva que hayamos logrado en la fase de Sagitario.

Es obvio que un nivel arraigado de creencias e ideologías mostró su falta de validez para relacionarnos verdaderamente. Si dimos cuenta de ello, entonces estaremos preparados para afianzar lazos colectivos por encima de toda diferencia cultural, económica, racial o religiosa. Si nada ocurrió en ese sentido, lo que aparece en Capricornio será vivido como derrumbe de fronteras, invasión, conflicto y – quizás – la posterior resignificación en el modo de insertarnos socialmente y a nivel planetario.

Algunas señales, enmarcadas en diferentes niveles, dejaron verse con el primer ingreso a principios de 2008.

En Sudamérica tuvimos la crisis puntual entre países por la invasión territorial de Colombia a Ecuador, y el desplazamiento masivo de personas desde Paraguay a la frontera con Argentina buscando vacunarse contra la fiebre amarilla. Asimismo, en Bolivia se acrecienta el conflicto interno que mantiene al país literalmente dividido en dos. La erupción del volcán Chaitén, situado en Chile, pero muy cerca de la frontera con Argentina, afectó a poblaciones de ambos países, especialmente a los habitantes de la ciudad chilena del mismo nombre, que tuvo que ser totalmente evacuada.

Otra señal significativa se evidenció en el conflicto en el Tíbet, que llevó a la inédita participación activa de los monjes. Este hecho es también un símbolo interesante, que muestra cómo la gravedad de una crisis llega a un punto tal que provoca que quienes se encuentran apartados del ritmo social decidan salir de sus claustros para unirse y participar en los reclamos de la ciudadanía. La paz inalterable de los monasterios, de pronto se vio alcanzada y sacudida por problemáticas imposibles de soslayar, su ritmo y estabilidad se impregnaron del espíritu reaccionario que reclamaban las circunstancias.

En Europa se refuerzan las leyes que tienden a limitar la llegada de inmigrantes, mientras que en Estados Unidos, de un modo menos sutil, pero con similar finalidad, continúan construyendo el muro que los separa de México. Sin embargo, el triunfo electoral de Barack Obama es por lo menos una señal histórica a favor de la paulatina superación de posturas discriminatorias que subyacen en el colectivo poblacional estadounidense, pero que indudablemente resuenan con aquellas presentes y dispersas en múltiples regiones del globo.

Este país encarna además el paradigma capitalista en su máxima expresión. El expansionismo de tinte sagitariano, basado en la ecuación visión/riesgo, y sostenido en la desregulación del mercado, acrecienta ficciones especulativas que periódicamente han demostrado cumplir fases alternadas de crecimiento, incertidumbre y recesión.
Ante la crisis que hizo erupción a mediados de 2008 – con Plutón en los 28º/29º de Sagitario – el falso progresismo reforzó rigideces ideológicas que intentaron defender un modelo económico totalmente abierto y desregulado. Sin dudas, este es un momento que marca un fin de ciclo que ya no puede ser sostenido por ecuaciones idealizadas como fórmulas infalibles de crecimiento y expansión.

El ingreso de Plutón en Capricornio es indicador de intervencionismo estatal, visto como necesario para la articulación de mecanismos de regulación, con el fin de estabilizar las fluctuaciones financieras y económicas intrínsecas al libre mercado. Este movimiento tenderá a suprimir las divisiones ideológicas, al principio de maneras más o menos inflexibles, y ello derivará en la fuerte tendencia al cierre de la economía, al proteccionismo de mercados internos. Pero con Plutón en Capricornio, ese proteccionismo aislacionista no va a perdurar, y si lo hace implicará grandes costos sociales. La resistencia puede venir como autoritarismo, concentración de poder y mayor rigidez de reglas, pero todo blindaje y endurecimiento amplificará el polo destructivo, la conflictividad.

El trasfondo de todo esto reside en los modos históricos que tenemos como humanidad respecto del ejercicio del poder. Y este presente es un tiempo en el que se evidenciarán notoriamente las consecuencias de nuestras posturas hegemónicas, la tensión entre concentración y exclusión, los desequilibrios y desigualdades sociales derivados de esa separatividad. Toda crisis promoverá la integración social/colectiva, esta es la propuesta que el cielo intensificará. Podremos comprenderlo, estaremos a la altura de las circunstancias…?

Si bien este proceso indica una profunda modificación de la administración interna de cada país, muy probablemente despierte respuestas del pasado inapropiadas frente a la renovación que la energía propone. El resurgimiento de tensiones internacionales semejantes a la guerra fría, la reactivación de movimientos de ultraderecha, el enquistamiento del poder montado en gobiernos, empresas y proyectos políticos, serán señales regresivas que el paso de Plutón por Capricornio limpiará. Aquello que retorna o se refuerza como respuesta arquetípica o reacción defensiva, aflora para ser quitado, de modo que un nivel nuevo de manifestación comience a germinar. 

Todo conflicto tendrá un trasfondo de derrumbe de diferencias, límites y encasillamientos discriminatorios, el dolor aparecerá para hacernos concientes de otra manera de insertarnos como seres sociales y relacionarnos como individuos. Estamos arribando al agotamiento, crisis y transformación de nacionalismos excluyentes y políticas que aíslan de contextos globales en función de la conservación del poder interno. Éste deberá articularse en estructuras multinacionales que trasciendan falsas divisiones, respetando soberanías. Si persisten nuestras resistencias, sólo veremos barreras que se destruyen.

La abundancia acumulada es una situación irresuelta de la fase de Sagitario, y constituye una concentración desequilibrante. Por lo tanto, preanuncia estallidos que liberarán la energía encapsulada en forma de poder, dinero, corporativismo, diferenciación de clases o separatismos de cualquier índole.

El bienestar asumido como vía de engrandecimiento personal hará colapso en la ya crítica relación entre población económicamente activa y los pasivos. Las sociedades cada vez más individualistas no podrán mantener su status con ciudadanos aislados o parejas sin hijos como tejido sostenedor, y esto será un factor de profunda modificación de sistemas y legislaciones impositivas, previsionales, laborales y de adopción.

Se tornará muy fuerte la tensión entre lo individual y lo colectivo, entre lo público y lo privado, para que descubramos otros modos de convivencia y relación. Nuevas leyes serán necesarias para organizarnos en ese plano. Redes de servicios públicos, sistemas de medicina y educación privados, instituciones militares, policiales o penitenciarias, empresas de seguridad; políticas carcelarias e inmigratorias, pueden ser estructuras afectadas por crisis que activen modificaciones impostergables.

A comienzos de 2008, un hecho con fuerte contenido simbólico fue el anuncio del descubrimiento de enormes reservas de hidrocarburos en Titán, una luna del planeta Saturno. Una primera lectura nos sitúa ante límites infranqueables que se anteponen a toda avidez y anhelo de obtención de algo tan preciado, pero que en este caso no podremos obtener, al menos en estos tiempos. Cuál es la tensión implícita en este acontecimiento? Es un tesoro inalcanzable, su riqueza y el poder que derivaría de su conquista y aprovechamiento nos dejan a su vez con una clara percepción de limitación, hay un tope a la omnipotencia de los deseos. Es una señal del cielo que nos invita a reflexionar y trasladar ese acto reflexivo a la realidad terrestre en la que vivimos.

Y si de disponibilidad de energía hablamos, estos son tiempos de intensificación de la administración de recursos, implementación de métodos y fuentes alternativas viables, mayor estructuración a través de leyes y acuerdos igualitarios entre países, limitaciones de uso, repartición de poderes y jerarquías, sobre todo en lo concerniente al petróleo y la energía nuclear.

Las cualidades vibratorias en juego en esta fase capricorniana de Plutón originan un movimiento que fácilmente tiende a ser traducido como concentración y encapsulamiento de la energía. Análogamente, esto refuerza la tendencia a la acumulación de poder ejercido como autoridad amenazante o arbitraria. En cualquier plano, dicha concentración conlleva el riesgo extremo de liberación destructiva de las formas que se construyeron para retener y acumular.

Específicamente a nivel energético, una posibilidad diferente sería indicadora del aprovechamiento de fuerzas que no podemos manejar totalmente, pero desde escalas reducidas que no tiendan a provocar peligrosos encierros “artificiales”. Pensemos por caso, en la geotermia, una alternativa que también implica presión y circulación, pero que evidentemente es menos tóxica. El “motor generador” es aquí la potencia calórica de las entrañas de la Tierra.

Todo bien o capital de valor estratégico asociado a la conservación y acumulación de poder desatará crisis tendientes a resignificar mezquindades, aislamientos defensivos, amenazas, acciones preventivas, belicismos deliberados, etc. para hacernos comprender la necesidad de integración – en este caso – de estructuras de producción, manejo racional de recursos y normalización de tecnologías. En diferentes niveles, es cada vez más imperioso el desarrollo de normas y estándares internacionales capaces de generar bases de igualdad, que no deberán confundirse con intenciones totalitarias de uniformidad.

Necesitamos aprender a fluir articulados social y colectivamente, mediante el esfuerzo constructivo mancomunado entre naciones, de lo contrario acrecentaremos el polo conflictivo, producto del aislamiento. Y no se trata de imposiciones doctrinarias de globalización hegemónica, el sentido de este movimiento lleva a una sensibilización objetiva que posibilite el contacto real, reconociéndonos como raza humana, como seres sociales habitando la Tierra, en contextos sostenidos por estructuras de alcance mundial, que regulen y posibiliten encaminarnos hacia el ejercicio real de nuestras ciudadanías planetarias, sin distinciones.

Carlos H. Junio 2009.-



astrokairos.com.ar © 2000-2018

www.000webhost.com